¿Por qué caigo en la Dependencia Emocional en mis relaciones de pareja?Mucho se habla sobre la dependencia emocional, sin entender que la dependencia emocional es el síntoma, lo que finalmente sale a la superficie y se manifiesta.

Pero para poder romper con la dependencia emocional es necesario ir al origen, no sirve de nada trabajarla por encima porque tarde o temprano volverá. Y el origen de la dependencia emocional está en la Herida de Abandono.

La herida de Abandono es una herida emocional que se genera en la infancia y se basa en el hecho de sentir que nuestro padre (o madre) no estuvo ahí, física o emocionalmente. Es la sensación de que no se nos quiso como necesitábamos que lo hubieran hecho, por parte del padre, de la madre, o de ambos. Y puede abarcar toda la vida desde que tenemos uso de razón, hasta una etapa concreta, o incluso en una sola situación puntual en la que hayamos tenido esta sensación, se puede generar esta Herida de Abandono.

A lo largo de generaciones, los roles entre lo que hacía la madre y lo que hacía el padre han estado excesivamente separados y polarizados, dando lugar a una hiper-especialización de la madre en cuestiones de afecto y cuidado, y del padre en cuestiones de protección y abastecimiento material.

Esto ha dado lugar a mamás super amorosas, puede que asfixiantes y controladoras. Y a papás ausentes física y emocionalmente. (Aunque hay situaciones donde estos roles pueden estar al revés).

Esta distancia o ausencia de figura paterna, esa sensación de no ser vista por papá, la traducimos en nuestro inconsciente como: mi padre no me quiere. Esto crea un hondo sentimiento de desvalorización interior y carencia afectiva que nos acompaña en nuestra vida adulta, y se traduce en relaciones de pareja difíciles, donde es frecuente el sufrimiento y la dependencia emocional.

La lógica inconsciente es: si mi padre no me quiso, será porque no tengo mucho valor.

Como (creo que) valgo poco, sin duda encontraré parejas que me lo reafirmen, ya que uno no puede encontrar fuera lo que (cree que) no tiene dentro.

Esta herida se agrava si hemos tenido rupturas de pareja en nuestra vida adulta, ya que interiormente nos conecta directamente con la sensación de abandono de la infancia. Lo que da lugar a emociones muy intensas de tristeza, de vacío y de miedo a estar sola y no volver a encontrar a alguien.

Este miedo hace que no puedas cerrar bien estas relaciones, afectando esto a las personas que puedas conocer después. Y entrando en dinámicas donde veremos a la pareja como el adulto-padre que tal vez nos faltó, y al que continuar recriminando por qué no nos quiso como necesitábamos que lo hubiera hecho.

Viendo a la pareja desde una posición de inferioridad donde él es grande-yo pequeña, depositando expectativas distorsionadas de lo que es la otra persona, y generando enganches emocionales y vínculos poco saludables.

Si no hemos trabajado y trascendido este vínculo con los padres, posiblemente nuestro arquetipo de “lo que creo que debe ser una pareja” estará marcado hacia atraer inconscientemente una pareja que sea distante-ausente. O en el otro extremo: asfixiante-controladora.

Además, estos patrones inconscientes hacen que tengamos la Energía de Corte por los suelos, y esta Energía de Corte es la herramienta necesaria imprescindible para poder cortar con situaciones y/o personas que no nos hacen bien.

Por todas estas razones es imprescindible sanar el vínculo con nuestros padres, sentirnos en paz con ellos y con nuestra infancia. Te animo a que des el paso y comiences a trabajar en ello, y así dejar de repetir el mismo patrón de dependencia emocional en las relaciones, cometiendo los mismos errores y encontrándote en la misma situación cíclica durante años, con diferentes parejas.

 

Soy Elena Sabés, ayudo a personas que quieren dejar de sentirse estancadas en su vida afectiva y desean tener un amor de pareja sano y estable.

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Estoy formada en: Género, PNL, Psicosomática -Transgeneracional y P.Sentido-, Comunicación no violenta y Enseñanza Zen.

Soy Fundadora de elenasabes.com, desde donde ayudo a personas que quieren cambiar el rumbo de su vida afectiva, recuperar la confianza en sí mismas, tomando el amor propio como camino hacia la serenidad y la plenitud interior.