Cuando has sufrido una ruptura de pareja se pasa por varias etapas

Puede ser que al comienzo sientas muchas emociones relacionadas con esa persona y con vuestra relación; un poco más tarde es posible que sientas emociones intensas sobre cómo ocurrió la ruptura en sí y la revivas en tu mente una y otra vez; y tras esto es probable que vivas una etapa de no querer saber nada de nadie, o al menos no querer nada serio con nadie en una temporada.

Tienes cierta necesidad de permanecer un periodo de tiempo a solas para reubicarte en ti misma.Pero a veces este tiempo no finaliza.

Puedes elegir quedarte anclada ahí, o reconocer que estás teniendo dificultades para salir de ese bloqueo y ponerte las pilas para reconducir lo que te está ocurriendo.

Al decidirte por esta última opción, es probable que pienses: ok, sí. Me gustaría poder estar abierta a conocer a alguien peeero, ¿cómo sé que esa persona no me va a herir, y no voy a volver a pasarlo mal otra vez?

Primero déjame decirte que (aunque lo intentes) no puedes calcular, anticipar ni  predecir qué va a pasar en tu relación, ni saber en qué situaciones os encontraréis, qué conflictos tendréis que salvar juntos o no, ni cómo reaccionará esta persona ante una cosa u otra, etc. Y déjame decirte también que no podrás vivir siempre bajo un caparazón, detrás de tu escudo emocional en el que, si bien estás en tu zona de confort y te hace sentir más segura, sin darte cuenta estás haciéndote daño.

¿Porqué? Pues porque en realidad, en lo más honesto y si eres totalmente sincera contigo misma, te gustaría al menos, tener la opción de poder avanzar con alguien que te gusta, pero de antemano, tú pones el freno, sacas el escudo y te quedas sin saber qué te hubiera deparado esa posible nueva relación que tú no has permitido.

De lo que no te estás dando cuenta al hacer esto es de que estás anestesiando tus emociones, y al fin y al cabo tu propia vida. Y cuando anestesiamos las emociones, no solo anestesiamos las que creemos que pueden ser malas, sino también las buenas. Y ahí vienen los pensamientos negativos, el desánimo, el estar amargada, y esa sensación de soledad o de vacío que te hace sentir aún peor.

La pregunta ahora es, vale, y ¿cómo puedo dejar de sentir esa necesidad de protegerme y poder soltar mi escudo, y a la vez asegurarme que no me van a volver a hacer daño?

 

 

Quiero explicarte algo muy sencillo: en tu anterior relación, en la que lo pasaste mal, es muy (pero que muy) probable que ocurriera algo, que hubiera un punto donde tú te diste cuenta de que aquello no iba bien, y que estabas permitiendo o continuando con algo que probablemente acabaría haciéndote mucho daño.

 

Se trata de algo que viene de dentro, de las tripas, es un toque de atención interno que te está avisando. Como una luz roja que se enciende, una llamada a la que no haces caso. Esa luz roja te marcó el límite, pero la ignoraste, en su momento. A este sentir, a este aviso desde tus tripas, por así decirlo, es el que no has de volver a descuidar. Porque a partir de aquí, de haber ignorado esta señal interna, es a partir de donde se construyen las relaciones con final complicado.

Y esta señal interna es muy fácil de detectar cuando estás en coherencia contigo misma, cuando aceptas tu vulnerabilidad como parte de ti y dejas de necesitar escudos y defensas en todo momento.

Estar en coherencia emocional contigo misma significa ser fiel a lo que sientes, alinearlo con lo piensas y con lo que realmente quieres, y actuar en consecuencia. Estar en coherencia emocional es un arte, una manera de vivir, que se aprende día a día. Te animo a que desde hoy comiences a tomar conciencia de qué sientes realmente y a no ignorar lo que de verdad quieres para ti.

 

 

Soy Elena Sabés, fundadora de ElenaSabes.com, Licenciada en Psicología y experta en evolución emocional y afectividad positiva.

Me dedico a ayudar a personas que han vivido una ruptura de pareja y se sienten bloqueadas emocionalmente, que no se conforman con esta situación y quieren dejar de sentir ese miedo a ser heridas de nuevo, desbloquearse y vivir la vida que realmente quieren.

A través de mi Método en 4 Pasos te enseño a elaborar tu proceso de evolución personal que te permita salir definitivamente del nudo emocional y conseguir por fin sentirte bien en ti misma, con la confianza y la seguridad de poder iniciar una relación en un futuro, que sea sana y estable.

Si quieres descubrir cómo, te invito a descargarte mi guía gratuita: Las 4 claves para superar una ruptura de pareja.